Código Farmacia Botica
 
Andalucía quiere que sus médicos receten los SPD
La Consejería de Salud de Andalucía se ha comprometido con los farmacéuticos comunitarios a desarrollar su papel dentro del sistema sanitario público de la comunidad. Lo hizo, como adelantó correofarmaceutico.com, con el anuncio del consejero Aquilino Alonso de un "convenio de colaboración para la promoción de la salud de los ciudadanos andaluces", que esperan firmar este mes de junio con el Consejo Andaluz de COF. "Estamos preparando un convenio con los farmacéuticos, prácticamente ya cerrado, que incluye áreas de colaboración en formación continuada, investigación, asesoría y estrategias con los centros sanitarios para la atención integral a la población. Las líneas de trabajo que contempla el acuerdo se centran en la contribución del sector farmacéutico andaluz a la sostenibilidad y la calidad del sistema sanitario público de Andalucía, en el desarrollo profesional y en la complementación de la atención primaria", afirmó.
 
La pregunta es si será este convenio el que dé cabida al desarrollo asistencial de la farmacia andaluza. Según ha podido saber CF, la idea es ir colgando de este acuerdo cualquier concierto sobre la prestación de servicios. De hecho, el consejero Alonso anunció que uno de los primeros será un programa de conciliación entre atención especializada y primaria. También estará por ver si serán remunerados o no por la Administración; todo dependerá de las negociaciones que lleven a cabo con los farmacéuticos.

Concurso para residencias

En paralelo a este convenio, está pendiente de publicarse en las próximas semanas en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) las condiciones de licitación para que una farmacia pueda suministrar a una residencia que, como ha venido adelantando este periódico, en esta autonomía ahora se adjudicará por concurso. Pues bien, CF ha podido saber que este baremo primará que la oficina esté dentro de la misma UTF (unidad territorial farmacéutica) y su distancia al centro -como se esperaba-, su nivel asistencial (presencia en el centro, frecuencia de suministro...) y, en menor medida, antigüedad y expediente académico.

Podría servir de "pilotaje"

Contará también en dicho baremo que la farmacia tenga acreditada la elaboración de sistemas personalizados de dosificación (SPD) y qué precio le ponga cada titular a este servicio. Llaman la atención de este objetivo de la Administración andaluza dos aspectos: por un lado, la relevancia que se quiere dar al servicio de SPD dentro de las residencias y que, explican fuentes profesionales, podría servir de pilotaje para una posible extensión al resto de pacientes de la región. Por otro lado, implicaría que, como ya se hace con medicamentos en atención primaria, Andalucía también estaría subastando el servicio de SPD a residencias, concediéndoselo a la botica que lo preste a un menor coste para el sistema.
 
No obstante, existe otra arista en este asunto, si cabe, más relevante. La Administración andaluza ha puesto sobre la mesa también que sean los médicos los que indiquen qué pacientes institucionalizados son los que necesitarían el SPD, lo que implica una prescripción del servicio y, como opinan fuentes profesionales, sería un gran paso adelante que otro sanitario, que no sea el farmacéutico, indique para qué pacientes es necesario este sistema de mejora de la adherencia. CF ha podido saber que esta prescripción se incluiría en la receta electrónica, plenamente operativa en Andalucía, donde el farmacéutico puede ver a qué usuario se le ha indicado.
 
Está previsto que esta semana se reúnan representantes de los farmacéuticos con la Administración andaluza para ver cómo va a comenzar a trabajarse con los médicos en la prescripción de SPD a pacientes en centros sociosanitarios y para poner en marcha el proyecto de conciliación que se incluirá en el convenio aún por firmar. Asimismo, está por resolverse el asunto de los envases clínicos, que es otra de las novedades que incluye el nuevo decreto que regula la prestación farmacéutica en Andalucía. También se espera llegar a un acuerdo sobre cómo van a facturar las boticas a las que se les adjudique una residencia.