Código Farmacia Botica
 
Los farmacéuticos onubenses aconsejan mayor protección de la piel en veranoº
Con la llegada del verano, el incremento de las temperaturas y la incidencia de los rayos del sol, los farmacéuticos de Huelva recuerdan a la población la necesidad de incrementar las medidas de prevención en órganos externos y especialmente expuestos, caso de la piel o los ojos, acciones que siempre deben ir acompañadas de una constante hidratación, esencial para la regulación térmica del organismo y como medida para evitar la pérdida de nutrientes esenciales.
 
Pese a ser un tema sobre el que se insiste cada año, desde la red de oficinas de farmacia de la provincia se insiste en una correcta protección solar, más si cabe tras conocerse los datos de un reciente estudio avalado por la Academia Española de Dermatología y Venereología que señala que sólo el 2,5% de los españoles se aplica de manera correcta la crema fotoprotectora.
 
Con el fin de que esa protección ante el sol sea eficaz, desde el Colegio de Farmacéuticos de Huelva se recomienda: usar fotoprotección y ropa adecuada durante las actividades al aire libre, también en días nublados; evitar la exposición al sol a los niños menores de 3 años; aplicar el fotoprotector al menos media hora antes de exponerse al sol y repetir la aplicación periódicamente; evitar la exposición al sol en las horas centrales del día (de 12:00 a 16:00); hidratar la piel después de la exposición al sol y no reutilizar el fotoprotector de un año para otro ya que una vez abierto pierde su eficacia.
 
Estos consejos básicos siempre pueden complementarse con los ofrecidos de manera personalizada en una farmacia, donde el profesional farmacéutico ayudará a cada usuario a determinar su fototipo y le recomendará el factor de protección más adecuado.
 
"Queremos poner especial énfasis en tratar de educar a la población sobre cómo cuidar su piel y prevenir enfermedades relacionadas con una incorrecta fotoprotección como podría ser el cáncer de piel, ya que cerca del 78% de los problemas de cáncer de piel en etapa adulta vienen de los excesos de exposición ultravioleta durante los primeros dieciocho años de vida según estudios recientes", apunta Francisco Peinado, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Huelva.
 
El sol también puede dañar la piel más sensible del cuerpo: la de los ojos, ya que "puede producir quemaduras perceptibles a corto plazo como conjuntivitis, queratitis, irritación, enrojecimiento, sensación molesta o visión borrosa. Además de otros posibles daños a largo plazo como queratitis, degeneración macular o cataratas", recuerda el presidente de los farmacéuticos onubenses.
 
Se recomienda usar unas gafas de sol adecuadas, que deben reunir una serie de requisitos imprescindibles de seguridad y de filtrado adecuado de las radiaciones.