Código Farmacia Botica
 
Micosis en las piscinas
La exposición a la humedad y al calor en las piscinas aumenta los casos de hongos o micosis en los pies.
 
Durante el verano, los baños en piscinas y playas aumentan la exposición de los pies a la humedad y a las altas temperaturas, lo que favorece la aparición de micosis en los pies. El término micosis engloba a aquellas infecciones de la piel, mucosas y/o anejos cutáneos, como las uñas, producidas por hongos.
 
Se trata de una afección muy frecuente. Así, uno de cada cuatro españoles ha padecido en alguna ocasión esta infección propia del verano. Es más habitual en jóvenes y, aunque las piscinas son el lugar de contagio más común, también se transmite frecuentemente en gimnasios o en lugares donde haya duchas públicas.
 
Además de aspectos climatológicos o ambientales, del calzado o la higiene inadecuada, algunas enfermedades favorecen la aparición de micosis, como son la diabetes o la inmunodepresión. El tratamiento de las micosis se basa en las medidas de higiene adecuadas:
  1. Lavar diariamente los pies y secarlos por completo.
  2. Cortar adecuadamente las uñas.
  3. Evitar la hiperhidrosis utilizando un calcetín de algodón o lana.
  4. No usar calzado oclusivo.
  5. Utilizar polvos desodorantes en caso de exceso de sudoración.
  6. Usar zapatillas en duchas y aseos públicos.

En piscinas y duchas públicas se aconseja extremar las precauciones por ser los lugares más habituales para la infección de hongos en los pies.

Otro aspecto clave es el calzado. Se debe utilizar zapatos cómodos, que no sean demasiado estrechos ni de tacón alto.

Salvo que se trate de lesiones muy extensas, suele ser suficiente el tratamiento tópico. En general, se usan aerosoles o polvo para lesiones en pliegues y lesiones húmedas. En las uñas, si la lesión es reciente y poco extensa, lacas o soluciones. En el resto de las lesiones, las cremas o pomadas dan buenos resultados.

Existen comercializadas cremas que asocian un antifúngico con un antiinflamatorio; esto produce una respuesta inicial más rápida y un mayor alivio de la sintomatología.

No lo olvide: Pregunte siempre a su farmacéutico. Él le informará sobre éstas y otras cuestiones relacionadas. Y recuerde que la intervención farmacéutica supone una elevada garantía en el proceso global de adecuación, efectividad y seguridad de los tratamientos con medicamentos.