Código Farmacia Botica
 
Logotipo
La Junta de Andalucía reconoce la labor de farmacias de Huelva en la lucha contra el tabaquismo
Dos farmacias de la provincia han recibido por vez primera la distinción bronce que otorga la Consejería de Salud a aquellos espacios sanitarios que cumplen los estándares para formar parte de la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH), de la que ya forman parte casi medio centenar de farmacias de Huelva y más de 300 de toda Andalucía
Dos oficinas de farmacia de la provincia de Huelva han recibido por vez primera el reconocimiento de la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía por su labor frente al tabaquismo. En concreto, estas farmacias –de las que son titulares Mario González Ramírez (Ayamonte) y Ana Bayo Martín (Huelva)– han recibido la acreditación bronce que otorga la administración andaluza a aquellos espacios que forman parte de la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH), creada por el Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía (PITA) con el propósito de desarrollar medidas activas comunes de los servicios sanitarios en el control y prevención del hábito del tabaquismo y reforzar el trabajo que realizan los centros y espacios del ámbito de la salud, a través del intercambio sobre estrategias de prevención y deshabituación tabáquica.
 
Más de 300 farmacias de toda Andalucía –en Huelva, en torno a medio centenar– forman parte actualmente de la RASSELH, una cifra que supone en torno al 40% de los centros sanitarios y otras entidades que se integran en esta red. El objetivo de la profesión farmacéutica es seguir trabajando día a día para situarse como un referente en espacios libres de humo en Andalucía, ampliando el número de oficinas de farmacia andaluzas integradas en la RASSELH, y proporcionando a los farmacéuticos comunitarios las herramientas formativas necesarias para sumarse a este proyecto, que aparte de ayudar a posicionar las farmacias como espacios sanitarios más completos, tendrá un impacto positivo en la calidad de vida de las personas que aún continúan fumando en la región.
 
Según un estudio de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), alrededor del 40% de las personas que acceden a un servicio de deshabituación tabáquica en una farmacia consiguieron dejar de fumar. Asimismo, un estudio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) indica que más de un 75% de las personas fumadoras desean dejar de consumir cigarrillos, aunque sólo el 5% lo conseguía por sí sólo, lo que pone de manifiesto la importancia del asesoramiento, control y seguimiento de un profesional sanitario para reducir el hábito tabáquico.